La mas linda, la mas hermosa del mundo

SinDisplay.com
Este es el único blog que reúne a la mayoría de los buques de nuestra marina mercante nacional. El propósito del mismo es recordar los buques de la Marina Mercante Uruguaya desde 1917 hasta la fecha. Buques anteriores a este año es posible encontrarlos en la web amiga Histarmar http://www.histarmar.com.ar/

Tomo el año 1917 como comienzo de esta obra por ser este el año en que se forma la Marina Mercante de Ultramar, estatal, hecho derivado de la incautación por parte del gobierno nacional de la época, de buques mercantes alemanes que se encontraban internados en el Puerto de Montevideo desde el inicio de la guerra en Europa, debido al peligro que suponía la navegación en aguas internacionales, incautación efectuada el 14 de setiembre de 1917. En todos los casos donde las fotografías fueron bajadas de Internet, se cita al autor y/ó página web

Si deseas proporcionarme datos ó fotos para publicar, sugerencias, comentarios, envíame e-mail a elponto2009@hotmail.com

Dedicado a Seba, Martin, Fran, y Juan.



jueves, 26 de agosto de 2010

Al encuentro del vapor Cebollatí

Al encuentro del vapor Cebollatí, una historia de camaradería rioplatense en altamar.

El Sr. Ernesto L’ Episcopo, es un argentino, colaborador de Histarmar, el me contó lo ocurrido el 2 de febrero de 1966, cuando junto a su padre, un médico de la empresa ELMA y su madre, realizaban un viaje de placer a Europa, a bordo de la motonave “Lago Nahuel Huapi” de bandera argentina, de la ELMA. El capitán del mercante argentino, recibió un radiograma del vapor uruguayo Cebollatí que navegaba en las proximidades de la ruta del “Lago Nahuel Huapi

“…..el accidente sucedió el 02-FEB-1966 en navegación a unas 350 MN de Las Palmas de Gran Canaria.
Durante el servicio de cena de ese mismo día (aprox. 2000 hs), el Cap. Blomqvist nos informó habían recibido un pedido de auxilio, que dábamos la vuelta para socorrer un accidentado en alta mar, y que al amanecer estaríamos a la vista del buque que solicitaba ayuda (Vap. Cebollatí)…..”
“…..el Cap. Blomqvist se acercó a la mesa y le preguntó si podía prestar al menos los primeros auxilios a un accidentado con una amputación traumática de tres dedos.
Me acuerdo que mi padre se levantó para ir a atender al herido y el Capitán le dijo que no se preocupara hasta la mañana siguiente que dada la respuesta afirmativa, iba a confirmar la orden cambio de rumbo para encontrarse con el Cebollatí.

MI viejo, no termino de cenar y se fue a preparar el instrumental para atender al accidentado junto a mi vieja Milena D. Krivec de L. que ayudaba como instrumentadora….. junto a la enfermera que llevábamos….”
“….El “Lago Nahuel Huapí” regresó a T/M (1) durante unas once horas hasta la posición de encuentro….”
“…Al amanecer los dos barcos estaban a la vista a mas o menos media MN, y se procedió a arriar un bote a motor, con una tripulación de 9 hombres y luego al rescate en si mismo. Luego de atender al tripulante del Cebollatí (2)..”hubo algunas comunicaciones entre ambos buques pero no tengo detalles de ellas.

Si mal no recuerdo, dos o tres días después el L. Nahuel Huapi se detuvo en Las Palmas de Gran Canaria a eso de las 1900 hs y el hombre se despidió sonriendo de mi viejo y de la tripulación del buque abordando luego la lancha del Capitán de puerto español.
Este tripulante, (de quien desconozco su nombre) vista su evolución favorable (pese a haber perdido tres dedos de una mano), fue desembarcado para ser debidamente atendido por un servicio de cirugía en el hospital local. Posteriormente, se recibió un RG del Cap. Laborde el cual obra en mi poder refiriéndose al hecho, el cual le envío.”

“….considero que simplemente fue un acto normal de servicio que normalmente no reviste una importancia especial, y si bien estoy muy orgulloso de mi padre por este y muchos otros hechos, se que no ha sido un héroe (y de seguro que el no aceptarla esa consideración), sino un hombre que hizo honor a su juramento y que cumplió con su deber en el mar (siendo un marino de tierra). Si en cambio se lo envió a Ud. pues esta historia se centra en el Cebollatí y su tripulación, y otro tanto en la recuerdo de mi padre.”

Ernesto L’ Episcopo

(1) Toda máquina.
(2) Por el Dr, L’Episcopo, medico cirujano oftalmólogo, en la enfermería del buque.


Radiograma transmitido desde el Cebollatí



Diario La Nación





De “LA NACION” - Febrero de 1966

EL RESCATE DE UN TRIPULANTE EN EL ATLÁNTICO
Acerca del rescate de un tripulante del buque uruguayo Cebollatí por personal de la motonave argentina Lago Nahuel Huapí, el Sr. Osvaldo J. Bosco, secretario del secretario general de la Caja Nacional de Ahorro Postal, dirigió una nota al director de La Nación, en la que expresa lo siguiente:
“El Sr. Héctor Juan Figueroa secretario general de la Caja Nacional de Ahorro Postal se halla en viaje de vacaciones, a bordo del buque Lago Nahuel Huapí de la Empresa Líneas Marítimas Argentinas y me ha enviado un telegrama en el que se refiere al aludido salvamento.”
“Durante la noche del martes 1º de febrero – expresa el mensaje – la estación de radio del buque argentino Lago Nahuel Huapí (LQGA) captó un mensaje de pedido de urgencia en el mar, del buque uruguayo Cebollatí (CXDX) que se dirigía a Inglaterra. Un maquinista había sufrido el corte de una mano al realizar una verificación. No contaban con médico, ni enfermero, ni elementos adecuados para atenderlo. La motonave argentina de ELMA, al mando del Capitán Ralf R. Blomqvist que se dirige de Buenos Aires al Mediterráneo es la que se encontraba más cerca, a alrededor de 120 millas del pedido de auxilio.”
“Con las primeras horas del día –sigue el Sr. Figueroa- se alistó una lancha del Nahuel Huapí que fue tripulada por los oficiales Jorge Nocetti (1º oficial), Horacio Brinckmann (2º Maquinista), Arturo A Reinoso (2º radio) y cinco marineros.”
Señaló luego el telegrama que “un fuerte mar de fondo hacía dificultosa la operación y la pequeña lancha se perdía entre las olas del Atlántico, pero luego de tres horas de labor el accidentado fue trasladado al Nahuel Huapí donde fue atendido por el pasajero médico Dr. Lepiscopo (L´Episcopo, Personal de EFFDEA y ELMA) y la enfermera del buque”.
La carta del Sr. Figueroa, finaliza destacando que “una vez más los marinos argentinos han sabido cumplir con su deber en el mar, dando extraordinarias pruebas de sensibilidad y capacidad en la emergencia. Así lo ha reconocido el Capitán del buque uruguayo (Capitán Laborde) en un conceptuoso mensaje (03-FEB-1966- s/n hs 2340/2343 recibido por A. García) que hizo llegar inmediatamente al Capitán, oficiales y tripulantes del Lago Nahuel Huapí e igualmente a todo el pasaje del mismo.

1 comentario:

  1. Tanto al Sr L'Episcopo como a mi, no gustaría saber la identidad de este marino y que fue de el y del Capitán Laborde.
    Si algún amigo, compañero o familiar de ellos tiene algún dato, por favor si lo quiere compartir con nosotros lo puede hacer por mail a elponto2009@hotmail.com
    Desde ya gracias.
    Fernando

    ResponderEliminar